• Entrada de Blog

Así me convertí en la "Tia Rica"

Actualizado: 12 de dic de 2019

Así como para las recetas culinarias, hay un toque o ingrediente secreto, para ser un buen administrador del dinero, también hay un ingrediente especial, considerado a veces, secreto.


Por Yaned Muñoz


El ingrediente secreto de la riqueza




Cuando ingresé a Only Synergy, estaba quebrada financiera y emocionalmente a raíz de varias experiencias con resultados económicos nefastos, lo que me dejó en estado Low Batery.


Algo que pude evidenciar en mí, es que para el cerebro no hubo diferencia en mi vida real a la experiencia del juego. Lo evidencié, tanto en las quiebras durante las sesiones, como cuando logré avanzar con cierto éxito. Y algo maravilloso: El hecho que cuando salí por primera vez de la carrera de la rata, jamás volví a estar en quiebra, ni en el juego, ni en mi mente.


El ingrediente secreto de la libertad financiera no viene del conocimiento de términos financieros, no viene de la experiencia manejando el presupuesto, ni mucho menos. El buen manejo financiero viene del trabajo que se haya hecho en nuestro ser.

De la quiebra real, estoy a punto de salir, he tenido un avance asombroso para mí misma y ese salto cuántico lo di cuando logré vender el apartamento de 2 habitaciones y un baño. ¿Recuerdan esa “maravillosa” tarjeta?


Verán: cuando estaba atrapada en la carrera de la rata, lo estuve durante varios juegos, y en casi todos me encontraba con “esa” tarjeta. Fue exactamente lo que me sucedía en la vida real. En ese momento tenía un apartamento en Soacha (Colombia), que no lograba vender, ni alquilar.


También tenía dos habitaciones y un solo baño. Tan pronto como logré vender el apartamento de la tarjeta, se empezaron a abrir oportunidades para la venta del apartamento de Soacha. ¿Resulta inquietante verdad?


Podríamos pensar: ¡Qué casualidad! Pero estoy segura y me atrevo a pensar que ustedes estarán de acuerdo conmigo que lo que sucedió no fue casualidad, sino causalidad. No fue el aprendizaje de los términos financieros, ni los cuadros en Excel que diseñé para hacer los cambios de cifras automáticamente, buscando ser más eficiente con mi tiempo, ni lamer mis heridas como un gato.


No fue todo eso. El factor determinante para el cambio. Lo que me ayudo a vender el apartamento, fue el cambio de mi frecuencia energética. Por un