¿Se puede lograr la libertad financiera después de los 40?